Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, termina su gobierno rodeado de escándalos por presunta corrupción

Por: Abdel Fuentes

Hace más de dos años, febrero de 2017, el abogado Ramón Fonseca Mora,  exministro consejero del Presidente, arremetió contra Juan Carlos Varela relacionándolo con presunta corrupción. “Señor Presidente Varela, Dios lo puso en ese puesto para arreglar las instituciones en el país. No como me dijo en su despacho con “Baby” Adolfo Valderrama y “Popi”, José Luis Varela: que habían nombrado a Ayú Prado porque él si se dejaba manejar de arriba”. “Que me caiga un rayo si ustedes no dijeron eso; “Popi Varela”, “Baby Valderrama” y Juan Carlos Varela”. 

» A mí el presidente Varela, escuchen esto con atención, y que me caiga un rayo si es mentira, me dijo que él había aceptado donaciones de Odebrecht porque no se podía pelear con todo el mundo”, aseguró Fonseca Mora.Ver aquí.

¿Pero fue solo Fonseca Mora, expresidente del partido Panameñista, quien vinculó a Varela con escándalos por presunta corrupción en el caso Odebrecht? También lo hizo el operador financiero de la corruptora, el hispano brasileño Rodrigo Tacla Durán. En una entrevista publicada por el diario El País de España, el 28 de julio de 2017 aseguró que la constructora había corrido con los gastos de Juan Carlos Varela y José Domingo Arias en las elecciones de 2014.

Tacla trabajó con el Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, unidad encargada de pagar coimas, campañas electorales y obsequiar regalitos, incluyendo fiestas y prostitutas a funcionarios y presidentes.

En agosto de 2017, un mes después de la publicación del diario europeo, La Estrella de Panamá difundió una noticia de la agencia española EFE: “Procurador investiga declaraciones de Tacla Durán sobre Varela”. El procurador de la Administración, Rigoberto González, anunciaba la apertura de una investigación sobre lo dicho por Tacla quien vinculó a Varela con sobornos y donaciones ilegales de Odebrecht.

Las denuncias de Fonseca Mora contra Varela por presuntos actos de corrupción se dieron cuando en el 2017 el Ministerio Público realizaba las pesquisas por los escándalos que vinculan a su bufete con el supuesto blanqueo de capitales.

En abril de 2016 los nombres de Fonseca Mora y su socio Jurgüen Mossack Fonseca fueron conocidos internacionalmente por varios escándalos: “Panamá Papers” y  Lava Jato en Brasil. 

El escándalo de mayor repercusión fue el de los “Papeles de Panamá”. Se trata de la filtración de 11.5 millones de documentos.La información está relacionada con las  sociedades “offshore” o anónimas creadas por Mossack Fonseca. Revelan el rastro oculto de dineros proveniente del crimen internacional, la evasión de impuestos y el hurto de capital por funcionarios corruptos, etc. En el escándalo, entre muchos, se menciona a gobernantes, empresarios, mafiosos, multimillonarios, deportistas y artistas.

Los periodistas alemanes Bastian Obermayer y Frederik Obermaier del periódico germano Süddeutsche Zeitung, fueron los primeros en recibir información de una fuente anónima. Ver detallas aquí. Posteriormente se convirtió en una investigación con la participaron de alrededor de 400 periodistas de diversos medios en el mundo.

Durante una entrevista telefónica concedida a TVN, el domingo 3 de abril de 2016, el abogado Fonseca Mora se declaró libre de responsabilidad. Dijo que no esperaba ninguna implicación judicial. Pese a negar los hechos, a mediados de ese mes, la Fiscalía Segunda contra la Delincuencia Organizada había completado una diligencia de allanamiento en las oficinas de esta firma de abogados que se extendió por 27 horas. También se registraron allanamientos y las casas de ambos abogados fueron requisadas.

Un extrabajador del desaparecido bufete panameño sospecha que el informante de los periodistas alemanes fue alguien de la propia firma, a quien califica de traidor. Asegura que antes del escándalo abandonó el bufete. También formula conjeturas en torno a un hackeo con la participación de otro confidente ubicado en algún lugar del extranjero. Advierte que en un futuro próximo desvelará información desconocida.

En febrero de 2017, transcurrido menos de un año, los abogados Ramón Fonseca Mora y Jurgüen Mossack fueron detenidos por la Fiscalía Segunda contra la Delincuencia Organizada. Actualmente permanecen en libertad provisional con medidas cautelares que les impiden salir del país. Pese a ello, aun no se ha dictado sentencia de culpabilidad o inocencia. 

En marzo de 2018 la firma anunció que a fines de ese mes las oficinas serían cerradas en Panamá y el mundo, lo cual ocurrió. Hoy solo quedan las historias y verdades de cada quien.     

Oficinas principales de Mossack Fonseca en ciudad de Panamá, distribuidas en los tres pisos del edificio donde están ubicadas.   

Fotos: Abdel Fuentes

“Ratifico mi compromiso por liderizar un gobierno honesto”. “Es esta hermosa bandera de mi país la única que me va acompañar hasta el 30 de junio de 2019 para gobernar con equidad y transparencia”.  “Quiero regresar aquí a este mismo salón, como Presidente saliente en cinco años y darle la cara a mi país que pude presidir una elección democrática, sin uso de recursos del Estado”. Fueronpalabraspronunciadas por Juan Carlos Varela durante su proclamación como Presidente electo en mayo de 2014. Ver y escuchar aquí.

El diccionario de la Real Academia Española (RAE) define la palabra honesto empleando  los  términos: decente, justo, probo, recto y honrado. Para transparencia –transparente- utiliza los términos: claro, evidente, y que se comprende sin duda ni ambigüedad.

En sus discursos Varela ha repetido una y otra vez las palabras “honestidad y transparencia”. Pese a la retórica, ha estado rodeado de escándalos por presuntos actos de corrupción. El Ministerio Público ha formulado cargos contra exfuncionarios de su gobierno.  

En diciembre de 2016 el Departamento de Justicia de Estados Unidos destapó la corrupción internacional de la poderosa constructora brasileña Odebrecht con ramificaciones en 28 países. Ejecutivos de esa empresa, incluyendo a Marcelo Odebrecht, presidente y dueño heredero de la corruptora y condenado en Brasil, confesaron públicamente obtener las concesiones de proyectos de infraestructura pública en 12 países mediante una estructura de pago de sobornos a presidentes y servidores públicos de esos gobiernos. Panamá aparece en la lista de  naciones involucradas. 

En noviembre de 2018, casi dos años después del anuncio estadounidense, Odebrecht, junto la española Fomento de Construcciones y Contrata S.A. (FCC), volvió a obtener la adjudicación de otro proyecto en Panamá, cuyo precio total asciende a 102 millones 938 mil 604 con 09. Ambas empresas se fusionaron para la licitación bajo el nombre: Consorcio Línea 2 Ramal. Ahora se trata del ramal que conecta la Línea 2 del Metro de Panamá con el Instituto Técnico Superior del Este y el Aeropuerto Internacional de Tocumen. 

A diez días de las elecciones generales del 5 de mayo, el jueves 26 de abril de 2019, el presidente panameñista inauguraba la Línea 2 del Metro. En el acto público Varela volvió a emplear las palabras honestidad y transparencia: “Es un proyecto hecho con honestidad, con transparencia y con eficiencia”.  Los elogios a favor de Odebrecht también formaron parte de la retórica del Presidente.

Fase final de construcción de la Línea 2 del Metro, proyecto en el que participó la investigada FCC.

Foto: Abdel Fuentes

¿Puede Odebrecht inspirar honestidad y transparencia solo porque supuestamente colaboró con el Ministerio Público y devolvió dinero de la coima? ¿Olvidó Varela que el escándalo Odebrecht no concluye? ¿Acaso la huella de corrupción no ha significado la condena y solicitud de extradición de varios expresidentes implicados en los sobornos que pagó la brasileña? 

Una publicación del diario La Prensa de 27 de diciembre de 2016 informa que el Gobierno de Juan Carlos Varela adoptaría los mecanismos para no adjudicar más obras de infraestructura pública a Odebrecht hasta que la empresa colaborara en las investigaciones que realizaba el Ministerio Público. La información agrega que se emplazaría a la constructora para resarcir al Estado por los perjuicios causados y que  debía aceptar su culpabilidad en el pago de sobornos.

Mientras ministros del Presidente, en conferencia de prensa en San Felipe anunciaban que Odebretch sería excluida del proyecto de la Línea 3 del Metro y del cuarto puente sobre el Canal, Varela explicaba la otra cara del asunto. En torno a la Línea 2 del Metro dijo a los medios que el propósito del Ejecutivo era proteger cerca de 10 mil empleos directos e indirectos de ese proyecto y otras obras que ejecutaba la corruptora.

Según el Ministerio Público las coimas pagadas por Odebrecht a Panamá para obtener concesiones, más que 59 millones –confesión inicial de ejecutivos de Odebrecht- ascendieron a 89 millones de dólares. Para Fonseca Mora, exasesor de Varela, el desembolso de Odebrecht ascendería a 1 millón de dólares. En tanto, Tacla Durán aseguró al diario El País que el monto de los sobornos pagados a oficiales panameños fue  superior a los 51 millones de euros.

Las delaciones pagadas, al margen de la confesión de los ejecutivos de Odebrecht,  ha permitido salvar los intereses empresariales. La brasileña, confesa en el pago de sobornos, sigue operando y ejecutando millonarios proyectos a nivel mundial.  Obliga preguntar, ¿acaso esos acuerdos no promueven la impunidad y la  redención y auxilio a favor de empresarios corruptos?

En la Transístmica está una de las 14 estaciones (elevada) de Línea 1 del Metro de Panamá

Foto: Abdel Fuentes

¿Qué tanto se conoce en Panamá sobre si es cierto o no que la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada de España, desde el 2016,  investiga a la empresa española FCC, presuntamente implicada en supuestos sobornos para obtener la concesión en los proyectos de las Líneas 1 y 2 del Metro?

Foto: Abdel Fuentes

En agosto de 2018 el diario La Prensa publicó una información que revela que Tacla Durán, detenido en España en 2016 declaró que la empresa española FCC, que participó con Odebrecht en la construcción de la Línea 1 y 2 del Metro distribuyó coimas a cambio de la adjudicación de las obras cuyos destinatarios serían la familia Martinelli.  

En marzo y abril del 2017 el medio digital español El Confidencial dio a conocer datos sobre las investigaciones que realizaba la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada de España en torno a la participación de empresas españolas en la red de sobornos de Odebrecht. En el caso de Panamá,  El Confidencial señala que “las pesquisas sobre FCC están relacionadas con el metro de  ciudad de Panamá.  

A inicios de 2019, en la vía hacia Tocumen, obreros de la construcción trabajan en la finalización de la Línea 2 del Metro.

Foto: Abdel Fuentes

Poco se ha revelado en el país si es cierto o no que en junio de 2017 la citada Fiscalía Española solicitó una asistencia judicial en materia penal a la Procuradora panameña Kenia Porcell.  Elrequerimiento supuestamente provino de la fiscalMaría Teresa Gálvez Diez. No parece ninguna coincidencia, pese al silencio, que esta fiscal sea mencionada por el medio español como la funcionaria que lidera las investigaciones en España, con experiencia en la persecución de delitos económicos y de corrupción. 

Más allá de percepciones o prejuicios, es un hecho que el gobierno del presidente Juan Carlos Varela ha estado impregnado de escándalos por presunta corrupción y deficiencias en su administración.  

La Constitución Política en su artículo 160 establece que: “es función judicial de la Asamblea Nacional conocer de las acusaciones o denuncias que se presenten contra el Presidente de la República y los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, y juzgarlos, si a ello diere lugar, por actos ejecutados en el ejercicio de sus funciones en prejuicio de libre funcionamiento del poder público o violatorios de esta constitución o leyes”.

Algunos juristas como el doctor Miguel Antonio Bernal y representantes de diversos sectores del país insisten en la necesidad de convocar a una Constituyente, en lugar de reformarla. Aseguran que es la única vía legítima, progresista, popular, pacífica y representativa para refundar la Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *