Muertes, confinamiento, pérdida de empleos y hambre son causas de los trastornos mentales por Covid-19

Redacción La Verdad Panamá

Los numerosos  casos de pacientes de Covid-19 diagnosticados  en Estados Unidos  y el mundo,   con  un  trastorno  de salud mental u otros diagnósticos relacionados, que como los neurológicos, deben  analizarse  también  en función de  otros factores asociados o multicausales,  manifestó a La Verdad Panamá, la abogada Gilma De León.

Existen consecuencias  multifactoriales   del Covid-19; entre  ellos, el fenómeno sin precedentes de esta pandemia mundial. Tenemos el confinamiento, la muerte de  seres queridos, la suspensión de los contratos, pérdida de las fuentes de ingresos, que  producen  y/o aumentan el  endeudamiento personal o familiar, la pérdida de bienes, la consabida escasez  de productos que producen  hambre, desnutrición y aumento de la pobreza y la pobreza extrema, afirmó  la jurista.

¿Quién no responde con efectos naturalmente traumáticos y somáticos, de orden  emocional, incluso con salidas extremas como el suicidio? Como seres humanos, con semejante cadena de causas desastrosas que alteran su vida, surge el llamado «síndrome post traumático». Los vivos padecen incluso ante las muertes, la soledad y lejanía  de los seres queridos, que con  el confinamiento y las medidas sanitarias, ni siquiera han tenido el alivio emocional de una despedida, argumentó la jurista.

Sostiene  que los  científicos que llegaron a estas conclusiones  de los  estragos en la salud mental  de  las personas  que fueron  contagiadas  con el Covid-19, no han  tomado en cuenta los  factores  estresantes  que representan  estas múltiples  causas  coadyuvantes  y desencadenantes de estas  afectaciones.

“Es  que estos  científicos europeos parecen hacer análisis monofocales, lo cual  significa  que esos  estudios  son deficientes  y, por tanto, no tienen el rigor y la debida validez científica investigativa,  que se le  pretende dar. Por lo menos, no es válido  para nosotros los  países tercermundistas  que padecemos además de la rampante corrupción extrema”,  apuntó la abogada Gilma De  León.

Otro de los  factores estresantes que  señala  con vehemencia,  es  el  de la  violencia  doméstica, que no es más  que  la convivencia con  el ofensor  en confinamiento, que puede terminar en femicidio, de los cuales se produjeron 31 para el año 2020 y ya van 6 en lo que va de este  año.

 

Un 34 % de pacientes de Covid-19 tratados en Estados Unidos fue diagnosticado con un trastorno de salud mental o neurológico, como ansiedad o demencia, en los seis meses posteriores a ser contagiados, indica un estudio publicado este martes en «The Lancet Psychiatry».

Un equipo de la universidad inglesa de Oxford, encabezado por Paul Harrison, examinó el historial de ‪236.379 pacientes mayores de 10 años registrados en la base de datos estadounidense TriNetX, que habían enfermado con el coronavirus después del 20 de enero de 2020 y aún estaban vivos el pasado 13 de diciembre.

Los autores compararon la evolución de estas personas con la de ‪105.579 que padecieron la gripe en el mismo periodo y otras ‪236.038 ese mismo registro electrónico.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *