Keiko Fujimori considera «absurda» la solicitud para que regrese a prisión

Lima, 10 jun (EFE).- La candidata presidencial peruana Keiko Fujimori calificó de «absurda» la solicitud de un fiscal anticorrupción para que se dicte prisión preventiva en su contra por presuntamente haber incumplido las restricciones judiciales de la investigación que se le sigue por presunto lavado de activos.

«Lo más absurdo de todo es la razón por la que está solicitando este cambio», de comparecencia por prisión efectiva, aseguró Fujimori este jueves, en una rueda de prensa en la que estuvo acompañada por Miguel Torres, quien es testigo del caso y admitió que ha mantenido cercanía con la campaña electoral de Fujimori.

Precisamente, el fiscal José Domingo Pérez, integrante del equipo que investiga el caso Lava Jato en Perú, pidió que se revoque la comparecencia a Fujimori por haberse reunido con Torres a pesar de que se le ha prohibido mantener contacto con los testigos e implicados en la investigación que se le sigue.

La candidata afronta un pedido fiscal de más de 30 años de cárcel por presunto lavado de dinero en la financiación de sus anteriores campañas electorales, un juicio que eludiría de resultar electa.

Torres es testigo

Aunque previamente Torres había declarado a medios locales que él no era testigo de la investigación contra Fujimori, en la rueda de prensa de este jueves la abogada de Keiko, Giuliana Loza, admitió que «es testigo de este caso».

La abogada consideró, sin embargo, que el pedido fiscal «carece de toda base legal y fáctica», y dijo que espera que el juez Víctor Zúñiga, a cargo del caso, «declare improcedente esta petición».

«Esperemos que luego de notificado este requerimiento y de que nos convoquen, el juez penal la declare improcedente, no solamente por ser innecesaria, sino porque carece de toda lógica», sostuvo.

El pedido fiscal

En el documento enviado al juez Zúñiga, el fiscal Pérez sostuvo que Fujimori ha incumplido las reglas judiciales impuestas mientras se la investiga por un delito de lavado de activos, como la de comunicarse con testigos vinculados al caso de los presuntos aportes ilícitos a sus campañas de 2011 y 2016.

«Se ha determinado nuevamente que la acusada Fujimori Higuchi incumple con la restricción de no comunicarse con los testigos; pues, se ha advertido como hecho público y notorio que se comunica con el testigo Miguel Torres Morales», sostiene el texto.

En concreto, Pérez citó la conferencia celebrada este miércoles, en la que se presentó al abogado Torres como vocero político de la persona jurídica de Fuerza Popular.

Fujimori y Torres estuvieron juntos en la misma mesa mientras el partido de la candidata pidió a las autoridades electorales anular 802 actas de votación, que representan unos 200.000 votos, bajo acusaciones de irregularidades y «fraude en mesa» en los comicios presidenciales celebrados el pasado domingo.

Relación con elecciones

En respuesta, Fujimori aseguró que el fiscal Pérez busca «seguir siendo protagonista de esta campaña electoral», en la que espera los resultados de la segunda vuelta presidencial que disputó con el izquierdista Pedro Castillo, quien lidera el escrutinio.

Precisamente, sostuvo que Pérez hizo este pedido después de que ella presentó a Torres como uno de los encargados de la solicitud que ha hecho para anular unos 200.000 votos que se considera favorecen a Castillo.

Aseguró, sin embargo, que su partido, Fuerza Popular, va «a respetar la voluntad popular» y ratificó su «absoluto respeto de los órganos electorales».

«Acá hay una clara intención de separarnos de Miki (Miguel Torres), de distraernos, de perturbar este proceso, que son los conteos finales de una elección muy importante… este pedido no va a distraer nuestra atención en absoluto», remarcó.

La candidata dijo, finalmente, que «confía» en el Poder Judicial y que no tiene «ningún temor» de que el pedido para su regreso a prisión se concrete.

Intento de amedrentar

Torres afirmó, por su parte, que comparte «la indignación» ante este pedido y que «no es una situación feliz pensar que por la presencia de uno, una amiga y la persona a la que apoya, pueda estar en riesgo de perder una vez más su libertad».

«Es evidente que lo que está tratando de hacer es amedrentar, pero si cree que lo va a lograr se equivoca», indicó antes de confirmar que su presencia en la campaña presidencial de Fujimori «no es del día de ayer, viene de meses atrás».

Torres añadió que incluso es director, desde junio pasado, de la llamada «escuela naranja», un aula virtual en el que se dictan cursos a los militantes jóvenes del partido Fuerza Popular.

Foto: EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *