Jueces sin rostro, una alternativa para combatir  efectivamente y sin temor al crimen organizado

Redacción La Verdad Panamá

La posibilidad de  que  se  instaure en el sistema judicial panameño  la figura de los  “jueces  sin rostros”, sería  una alternativa para lograr  una  efectiva  y certera administración de justicia, en los  casos de alto perfil relacionados con el narcotráfico y el blanqueo de  capitales.

Para  el especialista y licenciado en Criminalística, Álvaro Menéndez  si bien la realidad de Panamá, no es la misma que la de los países  del sur,   si  está la necesidad de buscar la manera de lograr aplicar la Ley en su debida dimensión, administrando justicia en nombre de la democracia.

 Sustenta lo anterior  señalando  que en los últimos años Panamá, se ha visto sacudida por decisiones judiciales que dejan una estela de desconfianza ciudadana. “Muchos nos preguntamos si dichos fallos absolutorios en muchos casos son producto de la ilegalidad y corrupción o bien, por el temor al crimen organizado nacional y foráneo”.

Nuestra nación -sostiene Menéndez-  como cualquier otra, sufre por las trasgresiones a su orden jurídico interno. Ante esta realidad incuestionable el Estado tiene el deber y sobre todo la obligación de establecer los mecanismos adecuados para restaurar el orden jurídico trastornado. Los últimos años a lo largo de  Panamá, ya no solo suelen ocurrir crímenes comunes, sino que se ha instaurado sin lugar a dudas el Crimen Organizado.

No valoremos sus orígenes y el porqué, creo que todos aunque de una u otra forma sabemos que de por medio existe el  dinero, y además consenso que entre estas actividades delictivas englobadas en esta forma de delinquir por supuesto se encuentra el Narcotráfico, el secuestro, el terrorismo, los robos de vehículos y asaltos a la banca, entre otros. Plantea  que la  investigación y juzgamiento de estos hechos y personas criminales resulta en muchos casos complejo, ya que encontramos a personajes de un ilimitado poder adquisitivo, de quienes se dice, tienen la capacidad de sobornar, amenazar y hasta atentar contra la vida e integridad corporal de los juzgadores o sus familiares.

Álvaro Menéndez  indica  que  ante lo  anterior, puede  que las acciones  enfocadas  por el Ministerio Público resulten estériles ante los  tribunales de justicia.

Es por ello que con el objeto de lograr, que los Juzgadores tengan total libertad para tomar decisiones sin que los personeros del Crimen Organizado, apliquen temor en estos y sus familiares, se deba discutir la  figura de los Jueces Sin Rostro y tomando en cuenta los casos de otros países, se deben instaurar algunos procedimientos tendientes a un juzgamiento más seguro y sin  riesgos para los  operadores judiciales.

Explica  el criminalista que esta circunstancia al parecer proviene de sistemas procesales de países de América del Sur, especialmente de Colombia y Perú. Es importante apuntar que estos Estados se han visto seriamente estremecidos en las últimas décadas por el crimen organizado, la primera por el terrorismo y la ola de secuestros desatada por la guerrilla, aparte de la delincuencia que proviene del Narcotráfico y en el segundo caso por el terrorismo desatado por la guerrilla y la narcoactividad.

“La realidad de Panamá, no es la misma gracias a Dios, sin embargo, habrá que buscar la manera de lograr aplicar la Ley en su debida dimensión, administrando justicia en nombre de la Democracia”, expresó finalmente.

En los países  donde se aplica  esta figura  se le permite  al funcionario ocultar hasta su propia fisonomía  cuando  tenga que interrogar a los sindicados. Para ello se valdrá de modernos  sistemas electrónicos y su nombre ni firma figuran  en las providencias.

243 comentarios en «Jueces sin rostro, una alternativa para combatir  efectivamente y sin temor al crimen organizado»