Escuelas pequeñas podrían quebrar por el polémico Proyecto de Ley 508

 Por: Sander Hernández / La Verdad Panamá

Las asociaciones de colegios particulares continúan manteniendo su rechazo frente al Proyecto de Ley No. 508, que regula el porcentaje de descuento a las escuelas y universidades particulares si la modalidad de enseñanza es virtual, semipresencial o presencial.

En una entrevista a La Verdad Panamá, la profesora Deika Pineda, presidenta de la  Asociación de  Centros Educativos Particulares Unidos de Panamá (ACEUPA),  indicó que la postura que mantienen todos los centros educativos es la misma.

“No es posible, como empresa privada, que se nos imponga absolutamente nada, el Ministerio de Educación ha hecho coordinaciones con diferentes colegios particulares buscando una conciliación y un acuerdo entre padres y colegios”, dijo Pineda, quien añadió que sí existirían colegios que no han hecho los ajustes, y que tendrían que justificarles a los padres de familia el por qué no lo han hecho.

Por otro lado, los diversos miembros de esta asociación también continúan con la postura de que este proyecto de ley sería una decisión inconsulta, puesto que indican no se han hecho los análisis económicos correspondientes para avanzar con dicha propuesta.

“Conversamos con el Diputado Ávila, él está de acuerdo con algunos puntos, sin embargo, no hizo ningún cambio, siguió algunas recomendaciones que le dijimos, pero no hizo cambios que nos ayuden”, detalló Pineda, agregando que el problema lo tendrían las escuelas más pequeñas, ya que eventualmente serían las más vulnerables de llegar a quebrar.

En tanto, la decisión sobre el retorno a clases semipresenciales o en modalidad híbrida en colegios del país que cuentan con baja matricula y que se encuentran en áreas con baja positividad de COVID-19, tomó por sorpresa a los profesores y directivos de escuelas particulares, indicando que debió darse de una forma más coordinada.

Retorno a  clases  semi presenciales

“A los colegios particulares no se les ha llamado para darles las indicaciones claras ni correctas, ni cómo va a ser el retorno, lo que si nos han dejado claro es que podemos retornar a clases a partir del 12, y de la manera que los padres lo sientan seguro, no es obligatorio”, añadió la profesora Pineda.

Sin embargo, la profesora acotó que de igual forma esta era una medida que debía ser tomada ya que indica que los estudiantes necesitan retornar a sus clases, a sus horarios de clase habituales y retornar a la interacción que ellos tienen dentro de un colegio, “No veo que sea una decisión desatinada, mas pienso que debió ser un poco más coordinada y consultada”, dijo.

Por otro lado, indicó que actualmente hay muchos padres de familia que necesitan que sus acudidos regresen, ya que hay padres que no cuentan con los recursos para seguir manteniendo las clases virtuales, puesto que adicionalmente pagan tutores y costosos paquetes de internet, “con el retorno, los colegios podrán hacer que los padres vayan disminuyendo esa carga que tienen actualmente”, dijo la profesora.

En cuanto al proceso de vacunación a los docentes, Pineda debatió en que el reintegro a las clases debió ser más organizado según el proceso de inmunización.

“Debieron ir vacunando a los profesores y asimismo ir regresando a las escuelas según las áreas que ya están vacunadas. No debieron haber dicho, abrimos todo de hoy para mañana, prácticamente sin preparaciones, porque hay colegios que no están pintados, no están arreglados, les faltan muchas cosas y de un día para otro o en una semana, es prácticamente una misión imposible de completar”, recalcó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *