Docentes del Instituto Santa María de Belén quedarán a la deriva

La Fundación Toribia Rodríguez de Escudero en un comunicado al país, aclara que no tiene responsabilidad legal con el Instituto Santa María de Belén, ya que nunca se llegó a concretar la firma del convenio de cooperación entre la fundación y el MEDUCA para la administración de dicho centro.

“Al iniciar el año escolar la Fundación sin ningún compromiso legal, asume los gastos de pintura, reparación de sillas, compra de medicamentos y productos de limpieza, reparación de baños e instalaciones para que la escuela recibiera de manera digna a su población estudiantil. Lamentablemente el 13 de marzo son suspendidas las clases y todo queda en el limbo por parte de las autoridades responsables del MEDUCA. En ningún momento el instituto recibió supervisión para el inicio de clases”, dice el comunicado que firma Alayza Escudero Rodríguez, presidente de la Fundación Toribia Rodríguez de Escudero.

Destaca que la escuela se encontraba en un estatus sin definir por las autoridades con una población de más de 1,000 estudiantes.

Señala el comunicado que al retomar el 20 de julio a clases virtuales, la Fundación nuevamente sin responsabilidad alguna, se incluye al Instituto Santa María de Belén en la capacitación de sus docentes para el uso de la plataforma T-Box la cual nos fue facilitada por el programa de responsabilidad social del Instituto William H. Kilpatrick.

Analizando todo este panorama, en reunión en Junta Directiva concluimos que esta situación fuera de orden y de control, no es congruente con los objetivos y estatutos de nuestra fundación, representando un riesgo para nuestra credibilidad, por lo que se ha decidido no firmar convenio con MEDUCA durante este año 2020. El Instituto es 100% responsabilidad del Estado, concluye el comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *