Denuncian a  representante de  corregimiento por presunto blanqueo de capitales

Una denuncia  penal anónima  fue presentada ante la Fiscalía Anticorrupción, atención primaria del  Ministerio Público para que investiguen, procesen y  sancionen  a Rubén Ariel Medina Domínguez, representante de  Corregimiento de  Ernesto Córdoba  Campos, Glicero Elías  Medina y Edilsa Edith Valdés, por la presunta comisión de  delitos contra  el orden económico, en modalidad de  blanqueo de  capitales contra  la administración pública, peculado y enriquecimiento ilícito.

De  acuerdo con el relato de los hechos presentados  en la denuncia, Rubén Medina se ha aprovechado de su cargo de representante de  corregimiento  para  incrementar  su patrimonio  económico  de  forma  “desproporcionada”, inconsecuente  con los salarios que  devenga, con la  complicidad, ayuda  y participación de algunas  personas  de su entorno laboral y familiar, la cual  calculan  en  alrededor de  dos millones de  dólares, entre  fincas, ganado, vehículos, infraestructuras  y dinero  en efectivo.

Una de las  pruebas  que  aportan ante la Fiscalía Anticorrupción es   la finca 30235209, código de  ubicación 8408, ubicada  en el corregimiento de  Tortí, distrito de  Chepo, con una superficie de  4 hectáreas. La finca, según los denunciantes  fue adquirida  mediante  dos contratos  de compraventa privados,  firmados a  puño y letra y huella digital  por  Glicerio Elías  Medina (padre biológico de  Rubén Ariel  Medina  Domínguez)  en  calidad de comprador  y Edilsa Edith  Valdes  en calidad de  vendedora,  uno por 30 mil  dólares  y el otro  contrato por 20 mil, dando un  total de 50 mil  dólares.

La operación de  compraventa arriba  descrita  se pagó mediante cheque 00851 de la cuenta bancaria 161000157834 de la  Caja de  Ahorros, a nombre de  Rubén Medina Domínguez (Inversiones Tejas), fechado 16 de marzo de 2017, girado a favor de  Edilsa  Edith  Valdes. El otro cheque 00852 de la misma  cuenta  de Rubén Medina. Quien  realiza este  tipo de  trámites de  manera lícita no se vale  de estos  subterfugios  para  una  transacción, afirman los denunciantes.

Aparece  otra    finca, según  la denuncia también propiedad de  Rubén  Ariel Medina, ubicada  en la comunidad de  San José, corregimiento de Tortí, distrito de  Chepo, con una  superficie de 40 hectáreas. La  finca  fue adquirida  mediante  documento de  compraventa  en el municipio  de  Chepo, el 28 de julio de 2017, suscrito  por Glicerio  Elias Medina, padre  del  representante  de Corregimiento  en calidad de comprador  y el señor  Tomás  José Morales Polanco  en calidad de   vendedor  por la suma  de  10 mil  dólares.

Señalan  los denunciantes  que Rubén Medina, ha construido mejoras valoradas  en más de 500 mil dólares, con materiales adquiridos  por la  Junta  Comunal de Ernesto Córdoba  Campos, en Panamá Norte, donde  figura como  representante de corregimiento, que fueron transportados con vehículos  oficiales  y con mano de  obra de empleados de la junta  comunal.

La investigación  en   la búsqueda de los bienes  del  actual  representante de  corregimiento continuó, al ubicarse  otra  finca supuestamente adquirida  por  él en la comunidad de Las Guabas,  en Coclé con una  superficie de más de 7 mil  metros cuadrados,  por la suma de 35 mil  dólares, construyendo mejoras  con materiales  adquiridos  por la  junta  comunal de Ernesto Córdoba Campos.

Adicionan en la denuncia  que el  representante de  corregimiento señalado, se dedica a la ganadería  a gran  escala  y que  actualmente construye  cabañas  para  hospedaje. Todo esto en las fincas antes  mencionadas.

En la denuncia se argumenta  que los  salarios  del señor Rubén Ariel Medina  Domínguez percibidos  como  representante  de corregimiento desde  julio de 2014 a septiembre de 2020, corresponden  a 75  meses a razón de  dos mil dólares mensuales, que representan 150 mil dólares. Si a esa  cantidad se le restan  impuestos, deducciones básicas, gastos personales  del hogar  y otros, no existe fórmula matemática  que demuestre  que esos  bienes  adquiridos  en este período  correspondan a su ingreso salarial.

Se le pide  a la  autoridad  que separa  del cargo  al señor Rubén  Ariel Medina  Domínguez mientras  duren  las investigaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *