Un Portero de Segunda División con pocas esperanzas

Edmundo Dante Dolphy / La Verdad Panamá

El nuevo portero de la selección de Nito Cortizo se llama Gerardo Solís que dice estar con los ojos bien abiertos para evitar que el equipo contrario integrado por la corrupción, los sobrecostos, las coimas, políticos y empresarios pillos logren penetrar las redes de su portería y nos canten goooollllll…

Pero este cancerbero inicia el primer tiempo del partido con marcadas falencias que podrían afectar su desempeño en la cancha, verbigracia, el inicio del artículo 279 de la Constitución Política de la República de Panamá que señala:

“Habrá un organismo independiente denominado Contraloría General de la República, cuya dirección estará a cargo de un funcionario público que se denominará Contralor General…”

De dónde nace la independencia del ciudadano Gerardo Solís si viene nombrado con el aval del órgano más poderoso del Estado panameño y que para asegurar que los brazos correctivos de su gestión no los alcancen, “sugirieron” nombres de familiares para que lo acompañen en su titánica labor de fiscalizador general de las cuentas del Estado.

La discusión no la ubico en los nombramientos como tema básico. Las credenciales de algunas de estas designaciones son incuestionables por su calidad profesional, la preocupación va mucho más allá al reflexionar acerca de los escándalos de corrupción que aún gravitan en este órgano que no han sido aclarados.

Los cientos de millones en partidas circuitales y las planillas con fuerte olor a peculado que no resistían una auditoría medianamente practicada, siguen en el misterio, con algunos amagos que al final quedarán en eso, precisamente por los pactos con tinta indeleble entre magistrados y diputados que permiten que la impunidad camine erguida por la pasarela de un país llamado Panamá. Esta es otra de las aberraciones que deben ser prioridad de cambio en las próximas reformas constitucionales, si es que se dan porque el diagnóstico es el mismo: “Muerte cerebral”.

Tendrá la verticalidad el señor Contralor General de cumplir con el numeral 2 del artículo 280 de la Constitución Política en el sentido de fiscalizar, regular mediante el control previo o posterior, todos los actos de manejo de fondos y otros bienes públicos, a fin de que se realicen con corrección y según lo establecido por la ley?

Tendrá el coraje de cumplir con el numeral 3 del artículo 280 de la Carta Magna de “examinar, intervenir y fenecer las cuentas de los funcionarios públicos, entidades o personas que administren, manejen o custodien fondos y otros bienes públicos”? Lo atinente a la responsabilidad penal correspondiente a los tribunales de justicia?

Este portero que para algunos expertos en el fútbol, juega para una segunda división, tendrá los pantalones para evitar que el denominado “círculo cero” que existe cual plaga en todos los gobiernos y los poderosos de siempre sigan asaltando con patente de corso el erario nacional con mega obras y contratos – Asociaciones Público Privadas  y la ley de Contrataciones Públicas  que se niegan a reformar- que atacan la yugular de las finanzas públicas y alejan la comida del estómago de los pobres por los  cientos de millones que nos roban y que muy bien servirían para hacer justicia social?

Demuestre que tiene capacidad, sagacidad y talento para subir a la primera división antes de que le saquen la Tarjeta Roja antes  que  finalice  el primer  tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *