Se desploman precios de los alimentos a nivel mundial

Los efectos de la  pandemia COVID-19  y la caída de los  precios del petróleo ocasionaron  que los  precios  mundiales de los alimentos  bajaron  fuertemente en el   mes de  marzo.

Un informe de  la  FAO  señala  que  esto se debe  sobre todo a las expectativas de desaceleración económica a medida que los gobiernos implantan restricciones destinadas a responder a la crisis sanitaria.

El índice de precios de los alimentos de la FAO, -que hace un seguimiento de la variación mensual de los precios internacionales de los productos básicos alimentarios más comercializados-, se quedó en marzo en un promedio de 172,2 puntos, lo que supone una caída del 4,3 por ciento respecto a febrero.

«La bajada de los precios obedece en gran medida a factores de la demanda, no de la oferta, factores que están influidos por unas perspectivas económicas cada vez peores», señaló el economista superior de la FAO Abdolreza Abbassian.

Las carnes de ovino y bovino, tienen grandes disponibilidades de exportación, pero su capacidad comercial se ve mermada por cuellos de botella logísticos. Por el contrario, los precios de la carne de cerdo subieron en medio del incremento de la demanda mundial y en un contexto en que las plantas de elaboración se ven afectadas por las restricciones al movimiento de trabajadores.

El índice de precios del azúcar de la FAO registró la mayor caída, con un 19,1 por ciento menos que el mes anterior. Entre las causas se encuentran la menor demanda del consumo fuera de casa, ligada a las medidas de confinamiento impuestas por muchos países, y la menor demanda de los productores de etanol debido a la fuerte caída de los precios del crudo.

El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO disminuyó un 12,0 por ciento en un mes, debido principalmente a la caída de los precios del aceite de palma vinculada al descenso de los precios del petróleo y a la creciente incertidumbre sobre el impacto de la pandemia en los mercados de aceite vegetal de todo el mundo. Los precios del aceite de soja y de colza siguieron la misma tendencia.

Producción de trigo

De acuerdo  con  la FAO, la producción mundial de trigo en 2020 se mantiene sin cambios con respecto al mes anterior, en el nivel casi récord del año pasado, lo que, unido a los amplios inventarios, ayudará a proteger los mercados alimentarios de los vaivenes durante la tormenta del coronavirus.

La previsión de la FAO para la producción mundial de trigo en 2020 no ha variado con respecto al mes pasado, con 763 millones de toneladas. Las expectativas de una menor producción en la Unión Europea, Ucrania y los Estados Unidos de América se ven compensadas por el aumento previsto de producción en la Federación de Rusia, la India y Pakistán, aunque las infestaciones de langostas en estos dos últimos países podrían rebajar los pronósticos iniciales.

En cuanto al maíz -el principal cereal secundario-, se prevén cosechas abundantes en Brasil y Argentina, y se espera que la producción de maíz de Sudáfrica se recupere con fuerza tras la sequía del año pasado. En otros lugares, las decisiones de siembra pueden verse influidas por el descenso de los precios internacionales de este cereal.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *