Privadas de libertad denuncian violación de sus derechos humanos

Las privadas de libertad del Centro Femenino de Rehabilitación  denuncian una  vez más  las  violaciones a sus derechos humanos que  han aumentado  con  la pandemia del coronavirus, sin  recibir  respuestas    de las  autoridades  penitenciarias para revertir  esta  situación.

“Nos mantienen encerradas  desde  hace  8 meses, nuestras  diligencias  judiciales  para  agilizar  los procesos  los  tienen engavetados, ni siquiera nos han abierto  la iglesia  para realizar  nuestros  cultos internos, no podemos hacer deportes, no nos permiten  hacer nada”, dijo  una  de las  detenidas  a este medio.

Expresan  las  privadas que no les permiten  hablar  con  el director  del Sistema Penitenciario para que les abra las puertas  y así llevar a  cabo   algún tipo de  actividad deportiva.

Otra de las  violaciones a sus derechos  humanos, es el de limitarles  el acceso a los servicios de  salud  dentro del penal. De  70  mujeres  solo sacan  una  por hogar  para  que sean  atendidas  por el médico. La salud de  las privadas de libertad  depende  de una  tómbola; sino  sale  el número de  alguna de las  que solicita  atención médica, no le queda  otra  salida  que resistir  la dolencia.

La desesperación de las detenidas  también  obedece  a que  tampoco  reciben  respuestas  sobre  las  visitas de sus  familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *