La investigación científica como herramienta para valoración histórica

Expertos en arquitectura, arqueología y en preservación del patrimonio paisajístico se dieron cita en el Café Científico “La investigación científica como herramienta para valoración histórica del patrimonio monumental”, con el objetivo de fomentar la comunicación y el intercambio entre la comunidad científica y la población. Esta actividad fue organizada por la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT).

En este Café Científico se contó con las presentaciones de cuatro destacados investigadores: la Dra. Graciela Arosemena de la Universidad de Panamá, el Mgtr. Leonardo Casini del Centro de Investigaciones para la Conservación del Patrimonio Arquitectónico y Urbano (COPAU), la Dra. Mirta Linero Baroni del Patronato Panamá Viejo, y la Mgtr. Patricia Cid de la Universidad Católica Santa María La Antigua (USMA).

La jornada inició con la ponencia de la Dra. Graciela Arosemena, de la Universidad de Panamá, quien explicó que la investigación del patrimonio paisajístico consiste principalmente en la identificación de los valores culturales, sociales y ambientales de una sociedad que ha ocupado un territorio. “Los servicios culturales que brinda la investigación del paisaje son principalmente su contribución a la comprensión del pasado, y a la vez la valoración del patrimonio paisajístico lo convierte en un recurso no renovable con un alto potencial de desarrollo educativo, turístico, y económico”, destaco la investigadora de la UP.

De acuerdo con la Dra. Arosemena, en Panamá urge una normativa de protección al patrimonio paisajístico. Un caso paradigmático es el conjunto monumental arquitectónico-paisajístico del Administration Building junto al Prado de Balboa, un claro ejemplo del movimiento norteamericano City Beautiful, aplicado en el trópico, que, a pesar de su singularidad y del significado histórico que tiene para Panamá, todavía no ha sido protegido por ley.

Por su parte la Dra. Mirta Linero Baroni, Directora de Arqueología del Patronato Panamá Viejo, indicó que el sitio arqueológico Panamá Viejo fue un área de asentamiento de poblaciones indígenas como la cultura Cueva y fue el asiento de la primera ciudad fundada por los españoles en el océano Pacífico. La investigadora explicó que el sitio arqueológico guarda entre sus 28 hectáreas las evidencias materiales de la vida en la bahía de Panamá desde el año 300 hasta el año 1671 de nuestra era.

El Proyecto Arqueológico Panamá Viejo constituye el eje de investigación del Patronato Panamá Viejo y ha propiciado el desarrollo de las investigaciones científicas necesarias para la comprensión de la vida cotidiana y la materialidad dejada por las poblaciones pasadas. Gracias a este programa tanto el asentamiento prehispánico como la ciudad colonial pueden ser comprendidos, valorados y apreciados en la justa medida de su aporte a la sociedad actual”, señaló la Dra. Linero Baroni.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *