FAD presenta denuncia formal ante la fiscalía electoral

Hoy presentamos formal denuncia ante la Fiscalía Electoral sobre las graves irregularidades, delitos electorales y hechos fraudulentos acaecidos en las elecciones generales del 5 de mayo. Hablamos de situaciones que atentaron contra la voluntad popular y que afectan el porcentaje de votos logrado por nuestro partido para su subsistencia.

Los hechos que se consumaron el 5 de mayo y días posteriores iniciaron mucho antes, desde la aprobación, como advertimos, de reformas electorales antidemocráticas que impusieron un reparto desigual del financiamiento público (96% para los partidos tradicionales), el retorno del voto plancha, cociente, medio cociente y residuo a favor de los mismos partidos tradicionales, el establecimiento de fianzas onerosas para los que osaran impugnar y, posteriormente, las abundantes y confusas reglamentaciones, muchas de ellas para desalentar la participación ciudadana, la intromisión en el Tribunal Electoral de fundaciones y ONG al servicio del poder económico y financiadas por la Embajada norteamericana, el asentimiento para correr como candidatos a individuos que reunieron firmas de neonatos, muertos, extranjeros y menores de edad, el aval brindado por la institución a encuestadoras cuyo interés siempre fue manipular a la opinión pública y la costosa campaña política electoral paralela a favor de ciertas candidaturas que se le permitió a grupos como MOVIN, vinculados al establishment, los cuales no están obligados a rendir cuenta por ello.

Después de 30 años de la invasión militar norteamericana de 1989 y la sexta elección celebrada, el pueblo revivió oscuros episodios del peor clientelismo. La violencia y la intimidación se entronizaron en varios centros de votación, particularmente de Panamá y Colón.

Ratificándose aquello de que en Panamá no mandan los votos sino las actas, asistimos a una gran operación de falsificación y alteración de actas de mesa que llegaban o eran trasladas a las Juntas de Escrutinio sin escoltas ni los sellos correspondientes, como constató la Misión de Observadores de la OEA en su informe, lo que hace sospechar que en algunos casos las actas no llegaron tal cual como salieron de los centros de votación, es decir, que fueron modificadas en el camino. Lo peor es que los miembros principales de las mesas de votación, que gozaban de plena autonomía y confeccionaban las actas, eran nombrados por el Tribunal Electoral.

Existen numerosos testimonios sobre estas situaciones irregulares, al menos hay reportes de tres centros de votación que los votos se quemaron antes de ser contados, en muchas ocasiones se le dificultó al público presenciar el recuento de votos, hubo hallazgo de votos previamente marcados a favor del candidato presidencial del PRD, las actas inconsistentes e irregulares favorecen en un 99% a ese partido, actas que se cuadraban de todas formas, en algunos casos, restándoles votos al FAD, actas que llegaron días después a las Juntas de Escrutinio pese a la cercanía del centro de votación, actas que ni siquiera llegaron y lo peor, miles de votos que no se contaron de ciudadanos que, desde muy temprano, acudieron a ejercer su derecho al voto y que ni siquiera se han enterado de ello.

La actuación del Tribunal Electoral fue nula frente a estos hechos y la misma institución difundió durante el día de las elecciones información falsa sobre participación electoral, mientras los sistemas de Transmisión Extraoficial de Resultados (TER) y el de Actas (VAT) funcionaron a medias o simplemente no funcionaron, sin que haya habido explicación al respecto. En el caso de los datos que difundió el TER la noche del 5 de mayo a nivel presidencial se hizo, después de los primeros resultados, sin indicar a que mesas correspondían.  Existen enormes diferencias entre los votos alcanzados por varios de nuestros candidatos, consignados en las actas de mesa y suministrados por el TER antes de ser bloqueado totalmente, con los que registran las actas de proclamación.

En el día de hoy presentamos un avance con un listado de 625 actas con incongruencias, irregularidades e inconsistencias que permiten corroborar nuestra denuncia. Esta cifra es sumamente importante si tomamos en cuenta que se basan en una 1,500 actas a las que hemos tenido acceso y en el caso de las alcaldías de Panamá, Changuinola y los circuitos de Panamá y Guna Yala a los anexos de las mismas actas de proclamación. Hasta ahora hablamos de un 20% de actas con anomalías del total de las que están implicadas. 

En la revisión de las actas a las que hemos tenido acceso hemos constatado actas con borrones y tachones, varias actas de una misma mesa y con distintas firmas, actas de distintas mesas con la misma numeración, errores en la suma de los votos y votos considerados válidos a los que se le suman erróneamente los votos blancos y nulos.

Hemos pedido a los magistrados del Tribunal Electoral acceso a todas las actas, una auditoría conjunta de las mismas y una reunión con el magistrado Presidente. También que se le reconozca al FAD el 2% mínimo para su subsistencia que, en efecto, logramos y que actas espurias pretenden negarnos.  Hasta la fecha nuestras solicitudes no han sido atendidas por los magistrados.

Hoy acudimos a la Fiscalía Electoral en busca de justicia y para que los responsables de negarle al pueblo elecciones libres y puras sean sancionados.

Sabemos que los grandes poderes quieren ocultarle al pueblo la verdad y pasar por alto esta página ignominiosa. Son los mismos poderes que no toleran la existencia del FAD y que para ello impusieron una agenda mediática con una campaña de odio y miedo permanente contra las fuerzas sociales y políticas que abrazamos este proyecto humanista y que se opondrán a todas las medidas que se ciernen contra el pueblo. Quieren que desaparezcamos, pero no lo lograrán, pues mientras persistan la desigualdad y las injusticias sociales el FAD seguirá existiendo, porque no somos un partido electorero, somos un partido distinto, de mujeres y hombres dignos, un partido de manos limpias.

Ante el silencio, la complicidad y la cobardía de otros, o por pactos previos por parte de quienes mueven los hilos del poder y que hoy se expresan en el cambio de medida cautelar del ex Presidente Ricardo Martinelli, seguiremos denunciado el fraude y exigiendo respeto a los derechos democráticos del pueblo.

La esperanza sigue.

Panamá, 12 de junio de 2019.

FAD

FRENTE AMPLIO POR LA DEMOCRACIA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *