En Panamá, torneo Bowl U-18 agrupa a jóvenes tenistas de 32 países

Por Abdel Fuentes

Periodista y Docente

El deporte que se juega sobre una pista rectangular y que millones de personas ven por la televisión por suscripción o privada, volvió a convocar a tenistas en Panamá. En esta ocasión se trató de más de 60 jóvenes entre 15 a 18 años

El colombiano Johan Alexander Rodríguez de 16 años descolló en el primer lugar, categoría “chicos”. Desde los 6 años practica el tenis.

Foto: Federación Panameña de Tenis (FPT)

Jóvenes de las categorías junior femenina y masculina, provenientes de 32 países de América, Europa y Asia, a fines de agosto de este año llegaron a Panamá para jugar tenis en el torneo “Panamá La Vieja Bowl U-18”, grado 5.  Pese a que el grado 5 es el que menos puntos reparte, la competencia ayuda a los jóvenes en su clasificación mundial.

Un lugar histórico

En la entrada del  “Residencial Llanos de Curundu”, un lugar rodeado de bosque y fauna, que limita con el Parque Natural Metropolitano -pulmón de la ciudad de Panamá-, la Federación Panameña de Tenis (FPT) administra un complejo de 7 canchas de arcilla.

El área donde se jugó el torneo, es un lugar histórico, localizado en la antigua Zona del Canal. Ahí estaban situadas las viviendas de oficiales solteros estadounidenses. La referida zona es una franja territorial de 5 millas. A partir de noviembre de 1903 fue entregada por Panamá al gobierno de los Estados Unidos, en cumplimiento del repudiado tratado Hay Bunau-Varilla. El convenio les daba a los estadounidenses el poder y la autoridad para construir, operar y darle mantenimiento al Canal de Panamá. Hoy se conoce como Área Revertida.

El complejo deportivo está ubicado en el Residencial “Llanos de Curundu”

Fotos: Abdel Fuentes

Los ganadores

Los ganadores de esta copa acumulan 30 puntos por ser grado 5 que otorga el menor puntaje.

En la categoría “muchachos”, individual, el primer lugar lo obtuvo el colombiano Johan Alexander Rodríguez de 16 años. En dobles, de la categoría “chicos”, los ganadores fueron el peruano Rodrigo Montes de Oca Murillo y el chileno, Benjamín Torres Fernández. En la categoría “chicas”,  individual, el primer puesto lo ocupó la colombiana, María Camila Torres Murcia. En dobles, las canadienses Alexia Jacobs y Alexandra Jewitt

María Camila Torres Murcia de nacionalidad colombiana, fue la triunfadora en la categoría “chicas”, individual.

Foto: FPT

La FPT forma parte de la ITF (International Tennis Federation) con sede en Londres, por lo cual el puntaje de los jóvenes tenistas es publicado en la web oficial de la citada Federación Internacional de Tenis.

Solidaridad

Lucas Gonzáles, un joven colombiano de 16 años, quien desciende de una familia humilde en Medellín, logró el segundo lugar en la categoría “muchachos”, individual, pero ganó el primero en el corazón de una familia panameña que lo cobijó en su residencia en Llanos de Curundu. El apoyo se logró mediante la gestión de uno de los entrenadores. Estas iniciativas hacen posible que jóvenes con pocos recursos  participen en estos desafíos.

El financiamiento

Concretar un torneo internacional, por las exigencias que representa, implica hacer una inversión. La FPT debe financiar estos desafíos ante la falta de apoyo de los gestores del deporte en Panamá, según denuncia su director ejecutivo, José Vidal Herrera. 

Herrera relata que en el 2015 Panamá fue sede de la “Copa Davis”, el torneo más prestigioso que hay por equipo a nivel mundial. Añade que para ese periodo el director de Pandeportes, Roberto Bob Arango, se comprometió en ayudarles con 34 mil dólares, pero el dinero nunca llegó. Ese torneo costó 74 mil dólares. Para poder realizarlo la FPT recibió apoyo de la ITF y de tres patrocinadores privados nacionales.

El ejecutivo aclara que Pandeportes solo apoya con transporte para trasladar a los jugadores internacionales de los hoteles al complejo de canchas y viceversa.

José Vidal Herrera, director ejecutivo de la FPT revisa los resultados del torneo

Panamá Bowl U-18

Foto: Abdel Fuentes

Paradójicamente, el Comité Olímpico de Panamá, que también mantiene sus instalaciones en Llanos de Curundu, diagonal a las 7 canchas, tampoco respalda los esfuerzos que realiza la FPT, según sostiene Herrera.

Sede del Comité Olímpico de Panamá ubicado en Llanos de Curundu

Fotos: Abdel Fuentes

Para el torneo de agosto, cada jugador debió pagar 50 dólares de inscripción que le permitió a la FPT recaudar 4 mil 500 dólares.

El Hotel seleccionado por la Federación, le entrega a esta organización una comisión mínima de 10 dólares por cada noche que los jugadores se hospeden en sus habitaciones. Herrera explica que esto también ayuda a financiar los costos de la competencia.

La falta de recursos y apoyo no solo involucra a instituciones estatales como Pandeportes y el Comité Olímpico de Panamá, también a la prensa panameña.  Vidal Herrera, en una especie de catarsis, se queja de que pese a que invita a periodistas y a medios para que le den cobertura a los torneos nacionales e internacionales, ninguno lo hace.   

Herrera sostiene que el presidente de la Federación, Jorge Arrue, no es político, por lo tanto carece de conexiones con Pandeportes. Concluye que ese es el motivo por el cual no reciben apoyo de estas instituciones.

Torneos internacionales 

La FPT y los jugadores panameños no disponen de recursos para acceder a torneos internacionales en otros países. Esto dificulta su progreso. Realizar torneos en Panamá, cuya entrada al público es gratuita, le permite a los tenistas locales adquirir experiencia y elevar el nivel.

Los torneos también promueven el turismo y ayudan a inyectar ingresos a la economía. Hay jugadores que además de alojarse en los hoteles, salen de compra y hacen turismo, concluye Herrera.

Ranking mundial

Jugadores de talla mundial han pasado por las canchas de Llanos de Curundu. Es el caso del japonés Kei NishiKori, considerado como el mejor tenista asiático de la historia y el número 1 de Japón. Aparece entre los primeros 10 del ranking mundial. 

Mario Carrera, entrenador cubano, especialista en iniciación del tenis, contratado por la FPT, cita a Shintaro Mochizuki de 18 años, actualmente es el número uno en la categoría junior y otro de los tenistas que jugaron en Llanos de Curundu.

Mario Carrera, especialista en iniciación del tenis, junto a José Vidal Herrera, revisa el terreno de la cancha principal en Llanos de Curundu.

Foto: Abdel Fuentes

Deterioro de las instalaciones

La gradería de la cancha principal en las instalaciones que administra la FPT muestra deterioros. La estructura requiere ser remozada y pintada; los asientos de plásticos denotan el abandono.

Fotos: Abdel Fuentes

Según Herrera la federación requiere de alrededor de 60 mil dólares anuales para sufragar los gastos en elmantenimiento de las 7 canchas y la ejecución de los 4 torneos que realizan cada año. Para lograr algunos ingresos la FPT alquila las canchas y los locales que están dentro de la estructura deportiva. Los usuarios deben pagar por el uso de las instalaciones.

¿Será solo el nuevo gobierno del presidente Laurentino Cortizo Cohen y el medallista olímpico Irving Saladino quienes deban prestar atención al tenis nacional? ¿Y qué decir de los miles de panameños que siguen el tenis mundial, pero poco asisten a los torneos nacionales e internacionales de Llanos de Curundu?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *