Unos 7 millones de niños podrían sufrir de desnutrición severa por impacto del COVID-19

El impacto  del coronavirus  en el mundo será  devastador  sobre todo  con la población más vulnerable. Según  la revista médica  The Lancet, alrededor de  casi 7 millones de  niños  en el mundo  podrían sufrir desnutrición severa. Se  proyectan 130 mil  muertes  adicionales de niños.

En un análisis  publicado por  esta revista  y que  recoge CNN  en Español, las interrupciones en la movilidad y los sistemas alimentarios causadas por los cierres, incluso aquellos relativamente cortos, darán como resultado una disminución de casi el 8% del ingreso nacional bruto (INB) per cápita en comparación con las proyecciones previas a la pandemia.

Una caída en el Ingreso Nacional Bruto per cápita se asocia con un aumento de la desnutrición aguda o la emaciación infantil, bajo peso para la estatura y un fuerte predictor de mortalidad entre los niños menores de 5 años, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), destaca CNN en Español.

Estas proyecciones sugieren un aumento del 14% en el número de niños menores de 5 años con emaciación moderada o severa, lo que significa que 6,7 millones de niños adicionales podrían verse afectados este año en comparación con las proyecciones previas a la pandemia, dijo UNICEF.

Se proyectan cerca de 130.000 muertes  adicionales por emaciación en niños menores de 5 años, más de la mitad de ellas en Africa subsahariana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *