Más pago de cuentas que inversiones en el primero año de gestión de Nito Cortizo

En el primer año de gestión del presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), saneó las finanzas públicas, puso en marcha las acciones para lograr un mayor avance en transparencia fiscal y gestionó los recursos necesarios para hacerle frente a la crisis de salud, económica y social, generada por la pandemia del COVID-19, afirma  un boletín de  prensa  de  esta  institución.

 Al inicio de la gestión (segundo semestre del año 2019), la entidad pagó cuentas y obligaciones por la suma de 1,836.4 millones de balboas, heredadas de administraciones pasadas, y se ejecutó una contención del gasto, logrando un déficit de 3.1% para el año 2019 por debajo del límite establecido por Ley de Responsabilidad Social Fiscal.

 El pago de obligaciones atrasadas benefició a productores, educadores, proveedores de bienes y servicios, Caja del Seguro Social (CSS), bancos que financian viviendas de interés social y la Zona Libre de Colón (ZLC), entre otros.

 Además, otra de las medidas que benefició a un número plural de panameños fue la Amnistía Tributaria, que se extendió desde octubre de 2019 hasta los primeros días de marzo de 2020.

 De igual manera, el MEF logró importantes avances en transparencia fiscal encaminados a que Panamá salga de la lista gris del Grupo de Acción Financiera (GAFI) y que sea efectivo en los requerimientos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y de la Unión Europea.

 Se elevó la Intendencia de Sujetos No Financieros a Superintendencia de Sujetos No Financieros, se ordenó la suspensión de 381 mil sociedades anónimas que estaban morosas por más de 3 años, se creó el Sistema Privado y Único de Registro de Beneficiarios Finales de Personas Jurídicas, se elevó la evasión fiscal a delito penal y se establecieron condenas para quien ejerza la actividad de remesas sin licencias, entre otros avances.

 Durante el primer trimestre del 2020 se desató la pandemia del COVID-19 y ante la crisis el MEF realiza una reestructuración del Presupuesto General del Estado, para hacer frente a los impactos de la emergencia sanitaria, por 2,000 millones de balboas.

 También, se llevó a cabo una emisión de bonos por 2,500 millones de balboas, para financiar el Presupuesto de la Nación. Esta transacción convirtió a Panamá en el primer país de América Latina en salir al mercado internacional con éxito, en medio de la pandemia.

 De igual manera, se gestionaron recursos para apoyar a los pequeños agricultores, la micro pequeña y mediana empresa, al sector bancario, entre otros sectores.

 A pesar de los impactos adversos del COVID-19, el Gobierno mantiene los subsidios que otorga a personas, hogares, empresas, Seguro Social, y los eléctricos por un monto de 1,651 millones de balboas.

 Así mismo, se extendió la amnistía tributaria con el objetivo de aliviar a los contribuyentes de los impactos adversos del COVID-19.

 En el periodo descrito, Panamá mantuvo el grado de inversión de las calificadoras: Fitch Ratings, Standard & Poor’s y Moody’s, por la efectividad y la transparencia de la estrategia económica y financiera del Gobierno.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *