Leishmaniasis toca la puerta de la Mega Joya

Los privados de libertad  de  distintos  centros  penales  no solo deben  enfrentarse  al peligro del coronavirus, también  deben sortear las amenazas de  enfermedades  como  la Leishmaniasis  que afecta  a varios  en este momento.

La  Verdad  Panamá tuvo acceso  a varias  fotos   en las que se observa  las condiciones de  algunos reclusos  afectados  en sus extremidades  inferiores y denuncian  que  no están siendo  atendidos  conforme  a  las circunstancias y  a la gravedad  del cuadro.

Sin embargo, la Dirección  General del Sistema  Penitenciario  informó   en su cuenta  de  Twitter lo siguiente:   “Respetando el derecho a la salud, informamos  que  el recluso  de la  Mega  Joya  con Leishmaniasis, fue atendido  el 27 y 28 de  abril  en la  clínica Virgen de la Merced  y hoy (ayer)  fue llevado nuevamente  para atención médica”.

Por su  parte, internos respondieron al tuit de  la Dirección del Sistema  Penitenciario señalando   que  al  privado  afectado lo sacaron del pabellón  por 3  horas para cuestionarlo  sobre las  fotos  y que nunca  fue atendido  ayer  viernes  22 de mayo.

Hay tres formas principales de leishmaniasis: visceral (la forma más grave de la enfermedad, a menudo conocida como kala-azar), cutánea (la más común) y mucocutánea. La leishmaniasis es causada por un protozoo parásito del género Leishmania, transmitido por la picadura de insectos infectados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *