Hamilton, del trompo a la ‘pole’ para el Gran Premio de Gran Bretaña

Deportes, 1 ago (EFE).- El inglés Lewis Hamilton volvió a posicionarse como el alumno aventajado en el Mundial de Fórmula Uno con una nueva ‘pole’, la número 91 en su contador y la séptima para él en el circuito de Silverstone, donde este domingo buscará su séptima victoria.

Tal vez no exista para el piloto de Mercedes un marco más motivador que el Gran Premio de Gran Bretaña. Pese a no oír en esta ocasión sirenas ni aplausos a su paso por cada curva, dada la ausencia de público como medida de prevención por la pandemia de coronavirus, el líder del Mundial hizo todo lo que pudo para coronar con un tiempo inalcanzable de 1:24.303 la sesión de calificación.

Se llevó la ‘pole’ con un margen de 313 milésimas sobre su compañero, el finlandés Valtteri Bottas, y demostró a sus rivales su voracidad. Hamilton pretende encadenar su tercera victoria consecutiva, tras las conseguidas en los Grandes Premios de Estiria y Hungría, para afianzarse como el dominador del campeonato. Esta temporada persigue, no en vano, su séptimo entorchado para igualar al alemán Michael Schumacher. Pasaría a compartir con él el honor de ser el más laureado.

Lewis Hamilton durante el entrenamiento en Silverstone. EFE/EPA/Frank Augstein

 

La octava ‘pole’ consecutiva de Mercedes en Silverstone tuvo el sello del piloto de Stevenage, quien mejoró progresivamente tanda a tanda. Dejó en anécdota el trompo de la Q2 y maravilló en la Q3.

Entre los dos pilotos de Mercedes debería estar la victoria y es que el holandés Max Verstappen (Red Bull) se quedó a más de un segundo del mejor tiempo del inglés. Con resignación, no obstante, admitió que los Mercedes están a otro nivel.

«Sin duda, hay un gran diferencia entre nosotros y el tercero», coincidió Hamilton.
Con Mercedes fuera del alcance de los ‘mortales’, Red Bull, Ferrari, McLaren y Racing Point parecen en disposición de discutirse cualquier otra vacante en podio.

 

Lewis Hamilton durante el entrenamiento en Silverstone. EFE/EPA/Frank Augstein

Además de Max Verstappen, el monegasco Charles Leclerc, el británico Lando Norris, el canadiense Lance Stroll y el español Carlos Sainz se aferran a la posibilidad de sumar unos buenos puntos en Silverstone.

Aquí continúa la pesadilla del alemán Sebastian Vettel, a quien los problemas acompañan desde los entrenamientos libres del viernes. Este sábado dejó su Ferrari en una discreta décima posición y reconoció que le falta ritmo y velocidad.

El tailandés Alexander Albon es, por su parte, la cruz en Red Bull. No pudo ser más que duodécimo, cayó en la Q2 y volvió a perder la comparación con Max Verstappen.

Se excusa, sin embargo, el decimotercer puesto del alemán Nico Hülkenberg por su falta de rodaje con Racing Point.

Fue escogido como solución de emergencia ante el positivo en COVID-19 del mexicano Sergio Pérez. Iniciará la carrera fuera de la zona de puntos, pero el potencial de su monoplaza le invita a soñar con el top-10 en su inesperado regreso a la Fórmula Uno.

El Mundial se quedará en Gran Bretaña la próxima semana, para una nueva carrera en Silverstone, un trazado que parece hecho a medida de las ambiciones de Lewis Hamilton si ningún otro piloto se rebela ante su dominio. Del trompo a la ‘pole’, el inglés vuelve a sentirse favorito en ‘su’ circuito.
Por Lucía Santiago

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *