COVID-19 tiene a ciudadanos nicas en el borde de la desesperación

En horas de la mañana se dio una situación  de orden público con  47 migrantes nicaragüenses que se mantienen estancados  en el área de Paso Canoas, ya que la frontera con Costa Rica y Nicaragua permanecen cerradas.

Los migrantes realizaron un cierre de vía en la salida y entrada de Panamá, indicando que quieren regresar a su país. Recordemos que el cierre de fronteras no es exclusivo  de Panamá, sino a nivel global debido a la situación con la pandemia del COVID-19. 

Nuestras unidades en el área, procedieron a dar cumplimiento a las leyes nacionales y se despejó la vía, reteniendo a 20 hombres, 10 mujeres y 4 menores de edad, los cuales fueron trasladados al recinto de Aduanas, para remitirlos al Juez de Cumplimiento del Distrito de Barú.  Una vez allí se les proporcionó asistencia médica e hidratación mientras dure el trámite.

Somos respetuosos de las leyes y derechos humanos de los migrantes, pero no podemos permitir que se violente la seguridad y el libre tránsito del comercio internacional en el área, por lo que actuaremos hasta donde las leyes de nuestro país nos lo permitan, garantizando así la paz y sana convivencia en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *